ARCHIVO / 2001 / Textos

Conxita Oliver Cabestany
Crítica de Arte

El trabajo del grabador es como el del alquimista. Gracias a la gubia, el buril, el bruñidor, los punzones, los ácidos, los barnices o las tintas el artista crea huellas y tramas, pisadas y trazos. El artista grabador actúa como un mago, como un hechicero o también como un orfebre que convierte en realidad un secreto escondido en las profundidades de la materia. Dibuja, talla, incide, rasca, corroe, pule, entinta… fundiendo su oficio en un todo para obtener una nueva realidad; la que hace posible que sus sueños se reflejen sobre el papel. En este sentido, contemplar la otra cara de la imagen, creada por un largo proceso, por una multitud de tránsitos, por un encadenamiento de secuencias, per un entretejido de estados que solo se desvelan y se materializan cuando la estampa está impresa, es realmente una magia alquímica.

Una aventura plástica, un campo de búsqueda, de experiencia y de creación que, de la misma manera que una obra arquitectónica, se va construyendo en diferentes fases que interpretan las diferentes aportaciones e intenciones del artista. Un sugerente universo que, año tras año, desde 1981, es el protagonista del Mini Print Internacional de Cadaqués, un certamen en el cual ya han participado más de doce mil artistas en representación de más de sesenta países. Pascual Fort, artista él mismo y un entusiasta del grabado, y ahora su mujer, Mercedes Barberà y su hijo José, han sido las almas que dan continuidad a un encuentro anual nuestro, una iniciativa privada que se extiende por Inglaterra y Francia.

Si además añadimos que la Asociación Difusora de Obra Gráfica Internacional, entendiendo las enormes posibilidades de este certamen, ha querido participar en la organización, nos da una idea de la dimensión internacional que ha adquirido. Por otro lado, el rigor y la profesionalidad en la concesión de los premios ha sido uno de los motivos por los cuales se ha consolidado un prestigio de gran resonancia en el panorama artístico mundial.

La idea de que los artistas sean representados con obras pequeñas, con grabados de reducidas dimensiones para facilitar el envío y el emplazamiento es del todo brillante, ya que facilita la complejidad que tiene normalmente una exposición y posibilita una nutrida participación. Las múltiples técnicas de grabado y estampación están todas presentes, así como una gran diversidad de lenguajes expresivos que otorga a este festival internacional del grabado una riqueza y una variedad extraordinarias.

Que Cataluña, de la mano del Taller Galeria Fort, asuma este papel adalid siguiendo con su vocación cosmopolita que siempre la ha caracterizado, es digno de ser destacado. Por esto felicitamos a sus organizadores, les agradecemos su entusiasta trabajo y los animamos a no desfallecer en una labor tan importante para el grabado y las artes plásticas en general.

Iniciativas como ésta son las que dan el nivel de un país.


Mercedes Barberá Rusiñol
Directora del Mini Print Internacional de Cadaqués

El veintiún Mini Print Internacional de Cadaqués inició su itinerario, como cada año, en el «Wingfield Arts and Music Festival» durante los meses de mayo, junio, julio y medio agosto. El Mini Print en Wingfield es recibido cada vez más con un creciente interés por parte de coleccionistas, críticos, medios de comunicación y público que visita este bello lugar de Inglaterra para asistir a las diversas propuestas culturales que en sus instalaciones se realizan.

El Mini Print durante su estancia en Cadaqués los meses de julio, agosto y septiembre siempre es visitadísimo y recibe testimonos de admiración y adhesión por la calidad de las obras presentadas. Muchos de los artistas participantes viajan a Cadaqués para visitar la exposición desde sus lejanos países. Para muchos de ellos es su primera visita a Cataluña.

Merece un reconocimiento especial el interés que despiertan las exposiciones individuales de los artistas ganadores de la anterior convocatoria. El alto nivel de las obras expuestas es admirado por críticos y coleccionistas. Este verano nos han visitado con motivo de sus respectivas inauguraciones los artistas Ejidijus Rudinskas de Lituania, Catherin Bollé de Suiza, Yoshio Imamura del Japón y Hanne Christoffersen de Dinamarca, ejerciendo de jurado del 21.º Mini Print. Germán Aparicio de España y Robert Brun de Eslovaquia no pudieron asistir a sus exposiciones; lo hemos sentido mucho, ya que las visitas de los artistas ganadores a Cadaqués son siempre motivo de intercambio, comunicación y amistad.

A lo largo de los meses de noviembre, diciembre y la mitad de enero el Mini Print estuvo expuesto en la galería «L’Etangd’Art» de Bages, Francia, como siempre visitadísimo por los habitantes del sur de Francia que ya lo esperan como una costumbre ineludible. Muchos artistas participantes también lo visitan.

Queremos hacer constar el interés que el Mini Print despierta entre los medios de comunicación. Radio, prensa y televisión se han hecho eco de la exposición mediante reportajes, noticias, entrevistas, etc., no solamente en Cataluña, también en Inglaterra y Francia, dando fe de la importancia y calidad del certamen.

Agradecemos al Ministerio de Cultura del gobierno español y al Departamento de Artes Plásticas de la Generalitat de Catalunya su ayuda económica, que permite la continuidad del Mini Print un año más, con la esperanza de que perdure.

No podemos olvidar que la exposición la conforman los artistas participantes que con la presencia de sus obras hacen posible su realización durante veintiún años. Para todos ellos nuestra máxima consideración.

Estamos preparando la 22.ª edición del Mini Print y esperamos como siempre la participación de artistas grabadores de todo el mundo conformando la nueva exposición, llena de belleza, paz y armonía.