ARCHIVO / 1996 / Textos

Pilar Vélez Vicente
Vicepresidenta de la Asociación Catalana de Críticos de Arte

El Mini Print Internacional de Cadaqués o la difusión del grabado desde Cataluña

El Mini Print Internacional de Cadaqués es, sin lugar a dudas, la iniciativa de más renombre fuera de nuestras fronteras que se ha impulsado desde Cataluña en los últimos decenios en pro del grabado.

No es exagerado hacer una afirmación como esta, ya que hace dieciséis años –cifra nada menospreciable– que Pascual Fort emprendió una particular aventura con el objetivo fundamental de contribuir a una mayor difusión del mundo del grabado. “Apóstol del grabado” es una denominación que sería del todo correcta. Desde entonces, cerca de 9.000 artistas de todo el mundo han participado en el concurso y sus obras han estado y están expuestas en diversos lugares de lo más recóndito además de ser presentados cada verano, de julio a septiembre, en el Taller Galeria Fort de Cadaqués.

Con los ojos en la misma meta, Pascual Fort impulsó también la creación de ADOGI, asociación para la difusión de la obra gráfica internacional que reúne hoy en día un gran número de artistas grabadores. Su trabajo, después de su muerte, tiene su continuación en Mercedes Barberà y José Fort, su mujer y uno de sus hijos, con la misma decisión e idéntica profesionalidad.

El principal valor del Mini Print estriba en el hecho de que numerosos artistas de todo el mundo participan y confluyen en el mismo objetivo: no se valora tanto el hacer una muestra de la obra personal, sino el contribuir a una acción “ecuménica” –por seguir con el símil religioso– en pro de la obra gráfica. Por esto mismo es difícil comentar la obra de cada uno de los participantes, ya que sería inútil intentarlo con el poco espacio que tenemos.

Una simbiosis de culturas vuela sobre el mosaico de colores que conforma habitualmente la exposición que nos acoge bien dispuesta en las paredes de la galería. Una gran participación de los artistas europeos, muchos de los países del Este, que cuentan con una larga tradición en el campo de la xilografía, pero también de América, tanto del norte como del sur, acostumbra a haber generalmente una destacada representación, junto a los artistas del Japón, de algunos países africanos y de Australia. Intercambio de tradiciones, de formas y criterios plásticos están presentes en el heterogéneo abanico del Mini Print.

Esta realidad tan diversa, tanto desde el punto de vista técnico –ya que se pueden ver todas las técnicas de grabado y estampación en el sentido más amplio: xilografía, linogabado, buril, aguafuerte, aguatinta, manera negra, litografía, grabado mediante técnicas informáticas, etc.– como desde la perspectiva temática y formal –desde la más estricta figuración a la abstracción–, es un buen testimonio de cómo el arte contemporáneo es mucho más rico de lo que a veces nos quieren hacer creer. Y por supuesto, es una magnífica muestra de las posibilidades del grabado al servicio de la creación plástica.

Así pues, el Mini Print Internacional juega un papel clave en el mundo de la obra gráfica todavía poco arraigada –por extraño o imposible que parezca– en el ámbito artístico contemporáneo. La falta, por ejemplo, en Cataluña de una revista especializada en esta temática es una buena prueba. Por lo tanto, operaciones como el Mini Print no solo se deben valorar positivamente, sino mantener y apoyar a aquellos que son los responsables de llevarlo a cabo. Si como decía al principio el Mini Print es la única acción realizada desde Cataluña en pro del grabado que tiene una resonancia internacional, es necesario hacer posible su continuidad. Así lo esperamos.


Mercedes Barberá Rusiñol
Directora del Mini Print Internacional de Cadaqués

Como siempre desde hace ya cinco años la exposición del Mini Print Internacional de Cadaqués empieza su itinerancia en el “Wingfield Festival of Arts” de Inglaterra durante los meses de mayo, junio y julio. Es tal el interés que despierta, que su director Ian Chance ha organizado la presentación de la exposición en Prades, Francia, durante el Festival de Música Pau Casals y parece ser que la presencia del Mini Print durante el Festival también será constante.

Me alegra muchísimo constatar que el Mini Print tiene un gran atractivo para todos aquellos que lo albergan en sus galerías y que no solo desean contar con la exposición cada año, sino que no dudan en colaborar en la tarea de promover nuevos itinerarios para darlo a conocer al mayor número de espectadores posible. Todo mi agradecimiento por tanto esfuerzo y tanto interés demostrado.

La exposición del 16.º Mini Print Internacional de Cadaqués durante los meses de julio, agosto y septiembre en el Taller Galeria Fort ha sido visitadísima. Muchos artistas participantes se sienten motivados a organizar un viaje desde sus países de origen para ver la exposición. Para algunos ya se ha transformado en una costumbre y es para nosotros un motivo de satisfacción contar con su presencia y poder intercambiar ideas e impresiones.

Las exposiciones individuales de los artistas ganadores el año anterior son cada vez más esperadas y visitadas por coleccionistas y especialistas de obra gráfica de todo el mundo ya que el nivel que alcanzan las obras presentadas es de gran interés.

Este verano nos ha visitado Anne Dykmans en un viaje relámpago que duró el tiempo suficiente para hacer de jurado y entregarnos sus preciosas obras. También Oliver, el artista americano que vive en Málaga, lleno de sentido del humor y simpatía, estuvo entre nosotros durante unos días. Para Nobuko Kihira fue más fácil pues reside en Cadaqués desde hace ya unos años y sus visitas a la galería fueron constantes. Sentimos no poder contar con la presencia de Alamgir, Toshio Yoshizumi y Park Jeong-Ho, estos dos últimos, a pesar de haber comunicado que vendrían, no pudieron viajar en el último momento. Para equilibrar con otro miembro el veredicto del jurado invitamos a Xavier Barral, profesor de Historia del Arte de la Sorbona de París, que muy amablemente aceptó tomar parte en esta tarea tan difícil de escoger a los seis artistas que van a representar en letras mayúsculas al 16.º Mini Print Internacional de Cadaqués.

Durante el mes de septiembre la exposición ha viajado a Canet de Mar, donde siempre es muy bien recibida y visitada por los barceloneses, por su cercanía y fácil comunicación. Luego, entre los meses de noviembre y diciembre en el pequeño pueblo de Bages, Francia, situado cerca de Narbone, Toulouse, Montpellier, etc. recibe muchísimos visitantes. La directora de la galería “l’Etangd’Art” Sophie Cassard reparte su entusiasmo por el Mini Print entre su gran cantidad de amigos y clientes, y por último, la estancia de la exposición durante el mes de diciembre en Lleida, Cataluña, ha sido un verdadero acontecimiento gracias a la calidez de sus gentes y al interés mostrado por su organizadora Rosa Siré, profesora de grabado de la Escuela Municipal de Bellas Artes.

Solo me resta agradecer al Ministerio de Educación y Cultura del Estado Español la ayuda que cada año nos viene prestando y en donde el Mini Print cuenta, en la persona de Fernando Perera, Director del Centro Nacional de Exposiciones, con uno de sus mejores valedores. Sin la ayuda ministerial posiblemente el Mini Print Internacional de Cadaqués no podría continuar.

Su existencia viene dada ante todo por la presencia de los artistas participantes, muchos de los cuales nos descubren sus más nuevas investigaciones técnicas en el arte del grabado, que no pasan desapercibidas ante los visitantes que sienten inquietud por la evolución de la obra gráfica en el futuro.

Nuestro futuro es conseguir de nuevo que, una vez más en 1997, el Mini Print Internacional de Cadaqués se encuentre entre nosotros.