ARCHIVO / 2017 / Textos

Montserrat Minobis i Puntonet
Periodista

El tiempo pasa en Cadaqués

Este título adoptado del primer libro de poemas de la poeta cadaquense Quima Jaume (Cadaqués, 1934 – Barcelona, 1993), parece perfecto para hablar de la 37.ª edición del Mini Print. Treinta y siete años desde que un buen día “Pascual Fort, artista grabador y extraordinaria persona con un sentido innato abierto a la curiosidad por el mundo que le rodeaba e iba cambiando”, decidió en 1980 crear el primer premio Mini Print Internacional de Cadaqués y que pervive (aunque El tiempo pasa en Cadaqués) gracias a la tenacidad de su viuda Mercedes Barberá y con la complicidad de tota su familia.

Este arraigo a Cadaqués no es ajeno a lo que ha significado y continúa significando en gran medida Cadaqués para el mundo artístico. Joan-Josep Tharrats (Girona, 1918 – Barcelona, 2001) lo explica con estas palabras: “Todo Cadaqués es como un jardín de las delicias para los pintores y los poetas. Tierra de grandes contrastes, puede provocar al mismo tiempo un poder incitante como infundir la calma… Todos los instantes son diferentes en Cadaqués.” (*)

No tengo ninguna duda de que los artistas que cada año llenan las paredes de la galería Fort en Cadaqués, no solo participan (cada año con mayor cantidad de personas, 659, y más países, 56 este año, y el total de estos años ya suma 9.600 artistas) atraídos por la propuesta abierta al grabado de todas las tendencias y técnicas de estampación, arte digital, aguafuerte, litografía, fotograbado, punta seca, manera negra…, lo hacen porque el premio ha conseguido un nombre y un prestigio internacional fuera de toda duda y porque Cadaqués aún es y suena en el mundo artístico global.

En esta muestra que reúne a tantísimos artistas de todo el mundo cada año podemos encontrar, sin miedo a exagerar, pequeñas pero grandes obras de arte que satisfacen el gusto de la gente normal y que muchas veces tienen detalles artísticos y técnicos de una gran sofistificación.

El Mini Print consigue enamorar a quien tiene la osadía de pasearse por Cadaqués si también tiene la curiosidad –como tenía su creador– por ver y experimentar nuevas propuestas artísticas a través de una técnica diversa y multidisciplinar. Alguien ha escrito que aquí podemos encontrar “una madurez hecha de experiencias singulares desde el lejano siglo XV, que vió cómo la aparición de la imprenta reclamaba nuevos tipos de imágenes”, y el Mini Print tuvo y tiene el acierto y la visión de hacer historia dentro de la historia del grabado.

Señalaba Victoria Combalía en el prólogo del año pasado que el mini-grabado puede proporcionar a cualquier persona que ame el arte la posibilidad de comenzar una colección de la cual poder disfrutar, con unas dimensiones y precios que la hacen asequible a todos. Y esta es también una de las grandes virtudes del Mini Print, que ha sabido mantener durante este largo recorrido, ahora ya de 37 años.

Como dice Mercedes Barberá, “Mirar educa la sensibilidad”, que buena falta nos hace.

(*): “Cent anys de pintura a Cadaqués” Tharrats, Joan Josep. Edicions del Cotal, 1981.


Mercedes Barberá Rusiñol
Directora del Mini Print Internacional de Cadaqués

El 37.º Mini Print Internacional de Cadaqués nos muestra de nuevo un campo inmenso de posibilidades e imágenes de las nuevas investigaciones en el mundo de la estampación.

Encima de una hoja de papel blanco todas las ideas son posibles con la ayuda de la técnica precisa del buril o la punta seca, las gradaciones del aguafuerte, el dibujo del lápiz litográfico, la alegría de las tintas serigráficas, la fuerza del linóleo, la xilografía, las composiciones del fotograbado y las realizaciones plásticas que permiten las nuevas tecnologías, sin olvidar los procedimientos del gofrado, del papel perforado o comprimido, el chine collée y el collage. Creo que es un privilegio poder disfrutar de tanta creatividad y belleza.

Este año los medios de comunicación se han interesado por el Mini Print de una manera especial. La televisión pública catalana TV3 y el diario La Vanguardia han dedicado a la exposición sendos reportajes muy informativos y bien realizados. El Punt Avui, El Setmanari de l’Empordà y Hora Nova fielmente se han hecho eco de las exposiciones individuales junto con la del 37.º Mini Print.

La presencia del Mini Print Internacional de Cadaqués en el Taller Galeria Fort de Cadaqués reúne visitantes autóctonos y extranjeros. Muchos participantes de esta edición y de otras ediciones nos visitan movidos por el interés que despierta la exposición. Nos llena de satisfacción constatar que las exposiciones individuales de los artistas ganadores del año pasado tienen admiradores asiduos. Lo merecen por el esfuerzo que realizan viniendo a Cadaqués para sus inauguraciones y para ejercer de jurado del Mini Print en curso.

Este año hemos contado con la presencia de Iñaki Elosua Urkiri, de España; Grażyna Kulikowska-Antczak, de Polonia; Kumi Obata, de Japón; Lanfranco Lanari, de Italia; y Janne Laine, de Finlandia. Con todos ellos hemos pasado momentos muy agradables y de buena amistad. No pudo visitarnos el búlgaro Veselin Damyanov – Ves por motivos ineludibles, pero sus obras han sido muy admiradas. Sentimos mucho su ausencia.

Tras mostrarse en Cadaqués, estas exposiciones de los ganadores del Mini Print han viajado a Igualada (Barcelona), donde las ha acogido Lluïsa Avante en su galería Artèria, como ya hizo el año anterior.

La exposición del Mini Print realizada en Wingfield Barns (Reino Unido) ha sido muy bien recibida y admirada. Ian Chance, su tutor desde siempre, está proyectando un nuevo Centro de Arte que bajo sus auspicios seguro que será un gran éxito, lo cual deseamos sinceramente. Pineda de Mar, en la sede de la Fundación Tharrats de Arte Gráfico, muestra cada año el Mini Print como un evento cultural y didáctico, mereciendo el interés de múltiples visitantes. La galería L’Etangd’Art de Bages (Francia), cerca de Narbona y dirigida por la entusiasta y eficiente Sophie Cassard, ha expuesto el Mini Print, esperado y bien acogido por un público cultivado y heterogéneo, sin olvidar la colaboración de la prensa francesa con artículos muy relevantes y entusiastas.

Como siempre, nuestro agradecimiento a los artistas participantes, tanto los fieles como los que han querido formar parte de la exposición por primera vez. Sin ellos el Mini Print no sería posible. Gracias también a todos nuestros colaboradores, que son muchos. Contamos con todos ellos para la próxima edición, que ya está en marcha.

Con ilusión y esperanza,