ARCHIVO / 2016 / Textos

Victoria Combalía
Historiadora y crítica de arte

Una magnífica iniciativa

Gran parte de mi interés en el Mini Print Internacional reside en que no hago distinciones entre artes grandes y pequeñas, entre High and Low Art. Siempre me ha interesado el Art Brut, el arte popular, todas las artes gráficas, el dibujo y la acuarela o el gouache tanto como la pintura al óleo. Por el mismo principio, me apasiona el mundo del collage y el arte del objeto, y acabo de leer un artículo en la prestigiosa revista francesa Art Press sobre lo que se designa como Arts modestes (artes modestas) que tienen incluso un Museo en Sète (Francia) llamado MIAM, fundado por el conocido artista Hervé di Rosa. Añado a todo esto mi gran amistad con Rosa Vives, gran experta en grabado, que me enseñó a apreciar las maravillosas obras gráficas de Rembrandt, de Goya o de Picasso en nuestro siglo, y mi más reciente amistad con Carla Espósito Hay-ter, nuera del famoso Stanley William Hayter, el renovador del grabado en el siglo XX.

El grabado posee una larga tradición que se remonta a los sumerios (dando resultados sobre arcilla blanda) y a China (ya sobre papel, pero con matriz de piedra dura, concha o madera). Todos sabemos que la matriz para el grabado puede ser sobre madera (xilografía) o sobre metal (calcografía) y que pueden conseguirse calidades distintas según se trabaje con buril o con una punta (punta seca). Aguafuerte, aguatinta, mezzotinta, monotipo, y más tarde litografía y serigrafía, son algunas de las muchas técnicas que pueden emplearse para resultados tan diversos como fascinantes.

En el Mini Print de 2016 descubrí una gran variedad de estilos y técnicas, ejemplos tanto de figuración como de abstracción en una dicotomía que ya no tiene razón de ser como elemento de juicio de valor. Dentro de la abstracción, había ejemplos de abstracción lírica, de abstracción geométrica y muchos ejemplos del estilo que denominamos informalista y, fruto de las nuevas tecnologías, había también ejemplos de gráfica digital. Era muy gratificante comprobar la presencia de artistas de numerosos países, y he podido constatar que desde 1981 la representación internacional no ha dejado de ir en aumento. En general, los países representados rondan el medio centenar, llegando a ser 58 los países representados en 2012. No sólo ello prueba el prestigio del concurso, sino la apertura de Cadaqués al resto del mundo, que es una de sus características más representativas y encomiables desde los años sesenta del siglo XX. Y en ello, Pasqual Fort y su esposa Mercedes Barberá han jugado un papel esencial, puesto que participantes y ganadores suelen venir a este maravilloso lugar de nuestra Costa Brava, dialogando con artistas y coleccionistas locales y disfrutando de la hospitalidad de toda la familia Fort/Barberá.
El arte del grabado, huelga decirlo, es un epígrafe específico, con sus grandes especialistas, tanto en la bibliografía propia como en las subastas especializadas en artes gráficas, en donde las mejores obras adquieren precios prohibitivos. Una litografía de Edward Munch, El grito, realizada en 1895, se subastó por 2.351.553 euros el pasado junio en la casa Sotheby’s de Londres. ¿Quién no quisiera empezar una colección de grabados?


Mercedes Barberá Rusiñol
Directora del Mini Print Internacional de Cadaqués

El 36.º Mini Print Internacional de Cadaqués se ha caracterizado por el acontecimiento de una buena nueva que nos ha llenado de alegría por su importancia y significación. El interés por el Mini Print Internacional de Cadaqués por parte de Roser Pintó, directora de la unidad gráfica de la Biblioteca de Cataluña –junto con el beneplácito de Eugènia Serra, directora de la biblioteca, y Jusèp Boya, director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio– ha culminado en un acuerdo por el cual hemos dado a la Biblioteca de Cataluña una colección de los grabados ganadores de todas las ediciones del Mini Print Internacional de Cadaqués. La donación formará parte del fondo y colecciones de la biblioteca y podrá ser consultada por los investigadores.

Tenemos previsto entregar anualmente a la biblioteca la colección de las seis estampas ganadoras de cada año, por lo cual se considera un fondo abierto. Estas donaciones anuales de los seis grabados ganadores irán acompañadas de una breve exposición en una vitrina dentro de la biblioteca, antes de incorporarse al fondo.

La Biblioteca de Cataluña fue creada en 1907 por el Institut d’Estudis Catalans. Se encuentra en uno de los conjuntos de gótico civil más importantes de Cataluña, el antiguo Hospital de la Santa Creu de Barcelona, construido entre los siglos XV y XVIII. La primera piedra se puso en 1401.

Me siento muy honrada por el reconocimiento a la labor de difusión de la obra gráfica que hemos recibido de esta institución y por su respeto e interés por los artistas ganadores, que enriquecerán su fondo de un gran valor documental. La televisión pública catalana se hizo eco del evento con un completo documental de gran belleza sobre el Mini Print Internacional de Cadaqués.

El Taller Galeria Fort de Cadaqués ha acogido el Mini Print durante los meses de julio, agosto y septiembre, despertando el interés y curiosidad de los visitantes que lo esperan con ilusión y cautivando con su atractivo al público que nos visita por primera vez.

Las exposiciones individuales de los artistas ganadores de la edición anterior han suscitado muchísimo interés. Han asistido a su inauguración y han ejercido de jurado del 36.º Mini Print la luxemburguesa Danielle Grosbusch, la catalana Cristina Pérez i Alay, el irlandés Stephen Lawlor, la alemana Victoria Westmacott-Wrede, la japonesa Litzco Yamamiya y el norteamericano William Barnhart, con los que hemos compartido momentos inolvidables de compañerismo y conocimientos técnicos.

Estas exposiciones individuales también se han mostrado durante el mes de diciembre en la galería Artèria de Igualada (Barcelona), gracias al entusiasmo que su directora Lluïsa Avante muestra hacia el Mini Print Internacional de Cadaqués.

La exposición también ha viajado de nuevo a Wingfield Barns bajo la tutela de Ian Chance, tan comprometido como siempre por hacer posible la existencia del Mini Print en este bello lugar de Inglaterra. La Fundación Tharrats de Arte Gráfico de Pineda de Mar presentó el Mini Print la última semana de octubre y la primera de noviembre, recibiendo la visita de sus habitantes y de muchos artistas que tienen sus talleres a su alrededor. Y por último, Sophie Cassard ha acogido el Mini Print en su galería de Bages, l’Etangd’Art, donde como siempre recibe a los visitantes del sur de Francia y a artistas participantes de toda Europa que se acercan a conocer el Mini Print en este pequeño y bonito pueblo de Francia.

Quiero agradecer una vez más a todos aquellos que con su amor a las artes y a la cultura hacen posible que año tras año podamos realizar el Mini Print Internacional de Cadaqués. Gracias al público que nos visita, a los coleccionistas y compradores, y a los galeristas que acogen la muestra. Gracias también a todos los que se hacen eco de ello y a todos nuestros colaboradores e incondicionales. Pero sobretodo muchísimas gracias a todos los artistas participantes que nos hacen llegar sus bonitos grabados desde todos los rincones del mundo. Gracias por vuestro trabajo. ¡Os esperamos a todos en la edición del 2017!